Muere su esposo y 14 meses después da a luz al hijo de ambos Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Hombre muere y 14 meses después nace su hijo ¿Cómo ocurrió?

Su esposa espera poder tener otro hijo con el último embrión viable que le queda.

Su esposa espera poder tener otro hijo con el último embrión viable que le queda.
Su esposa espera poder tener otro hijo con el último embrión viable que le queda.

Una mujer cumplió uno de sus más grandes anhelos; convertirse en madre. La mujer logró dar a luz al bebé de su difunto esposo, quien perdió la vida meses antes de una causa inesperada, por un ataque cardiaco.

Sarah shellenberger logró su sueño a través de una fertilización in vitro usando embriones congelados.

La mujer aseguró que su pequeño hijo Hayes es la medicina que necesitaba después de haber perdido al amor de su vida, Scott, el pasado mes de febrero de 2020.

Sarah espera poder tener otro hijo con el último embrión viable que le queda.

De acuerdo con su historia, Scott y Sarah acababan de completar el proceso de fertilización en un clínico especializado en Barbados cuando Scott murió repentinamente de un infarto durante una de sus clases en la universidad.

Sin embargo, Sarah estaba convertida de que Scott hubiera querido que siguieran adelante con sus planes, por lo que en agosto del año pasado decidió continuar con el procedimiento y logró quedar embarazada con uno de los embriones a través de la fertilización in vitro.

“Para nosotros era así, teníamos a estos dos embriones que ya habían sido creados y que eran nuestros hijos. Para mí no había otra opción. Ellos son nuestros hijos. Así que intenté quedar embarazada y traerlos al mundo.”

Fue una semana después del funeral, cuando la clínica donde Scott y Sarah habían llevado el procedimiento de fertilización la llamó para darle la noticia de que tenían dos embriones viables. Así fue como en agosto, Sarah viajó de vuelta a Barbados para la fecundación y días más tarde quedó embarazada.

“Tener a Hayes ha sido una gran medicina para mí, ha sanado mi corazón de muchas maneras. Es agridulce, porque sé que Scott hubiera estado encantado con Hayes. Es difícil experimentar esta nueva etapa sin él. Hayes se parece muchísimo a él. Se siente bien ver que las cosas están mejorando y saber que la vida no ha terminado, que tengo un propósito”.