Joven sube video quitándose las muelas del juicio y se hace viral Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Joven sube video quitándose las muelas del juicio y se hace viral (VIDEO)

El video de esta joven dejó a muchos con el ojo cuadrado.

El video de esta joven dejó a muchos con el ojo cuadrado.
El video de esta joven dejó a muchos con el ojo cuadrado.

En redes sociales una joven dejó a muchos con el ojo cuadrado luego de que se quitara las muelas como si nada durante un en vivo.

Hace unas horas se viralizó la historia de una joven dentista identificada como Ana Victoria, quien mostró a través de un video cómo, sin ayuda de nadie, se quitó las muelas del juicio.

En el video claramente se puede ver como con toda la tranquilidad del mundo y sin necesidad de cirugía, la joven extrae las muelas con sus propias manos y unos cuantos aparatos. Luego de extraerlas, la joven las presumió frente a la cámara.

Usuarios en redes sociales comenzaron a preguntarse qué tan real era el video de esta joven pues en ningún momento hizo un gesto de dolor, y ni sangró.

Ana Victoria aclaró a unas cuantas personas por qué no se vio como esperaban.

“No tengo más manos para detener el eyector, retraerme y agarrar el forcep” y “No siempre es un sangrado excesivo, no fue traumática la extracción y no hubo tanta sangre” fueron algunas de las explicaciones que dio esta chica al respecto.

Checa aquí el impactante momento.

A falta de dentista, hombre se arranca una muela pues tenía 'dolor insoportable'

Un hombre originario de Inglaterra, a falta de tener un dentista que atendiera el dolor que tenía en una muela, decidió sacarlo por sí mismo con ayuda de un alicate, unos vasos de whisky y tutoriales de Youtube.

Debido a la contingencia, la Asociación Dental Americana recomendó a los dentistas que permanecieran cerrados a los procedimientos que no sean una emergencia hasta el próximo 30 de abril.

De acuerdo a lo declarado por el hombre, llevaba semanas con un dolor 'insoportable', por lo que decidió sacarlo él mismo.

Durante el procedimiento, el hombre estuvo acompañado de su hijo de 11 años, quien tenía la misión de vigilar que se desmayara del dolor.