No te hagas bolas... Esto es lo que debes saber del estudio sobre nuevo aeropuerto Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

No te hagas bolas... Esto es lo que debes saber del estudio sobre nuevo aeropuerto

Conoce los estudios que ha solicitado el gobierno electo para conocer la viabilidad de construir el nuevo aeropuerto en Santa Lucía y mantener la operación en el AICM.

En busca de tener más información de frente a la consulta pública para decidir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha solicitado estudios a diferentes instituciones. Esto es lo que debes saber.

En un inicio el gobierno electo pidió un estudio a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Éste costaría unos 600 mil dólares y sería complementario a un análisis que el organismo realizó en 2013.

OACI

Es un organismo especializado de la ONU creado en 1944 que trabaja junto con los 192 Estados miembros del Convenio de Chicago y grupos de la industria para alcanzar un consenso sobre las normas y métodos para la aviación civil internacional.

Dicho estudio fue solicitado el 7 de septiembre, a petición del equipo de transición, por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), un organismo descentralizado del gobierno que, entre otras funciones, ofrece asistencia técnica y colabora en materia de regulación.

Días después, el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, informó que solicitaron otro estudio a una "organización europea" asociada con Airbus, esto debido a que el de la OACI no alcanzaría a entregarse antes de la consulta ciudadana.

Se prevé que ese nuevo estudio, realizado por Navblue, tenga un costo de 150 mil dólares y se entregue antes de dicha consulta, que se llevará a cabo del 25 al 28 de octubre.

ASA

Opera, administra, construye y conserva aeropuertos; y presta servicios de suministro de combustible, asistencia técnica y consultoría, instrucción e investigación en materia aeronáutica y aeroportuaria.

Además, colabora con la SCT en materia de regulación, verificación y supervisión de aeropuertos.

Además, se trataría del único estudio a entregarse, ya que, de acuerdo con ASA, el solicitado a la OACI no se concretó debido a que el equipo de transición no los instruyó a cerrar el contrato.

GGA