Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Excomulgan a sacerdote de Jalisco por abusar de menor

José Guadalupe Santos Pelayo fue encontrado culpable, informó el Arzobispado de Guadalajara.

captura de pantalla: recreación

Guadalajara .- El sacerdote de Autlán de Navarro, Jalisco, José Guadalupe Santos Pelayo, fue hallado responsable del delito contra el sexto mandamiento del Decálogo en agravio de un menor de edad, por lo que fue excomulgado y separado de la iglesia.

A través de un comunicado, el Arzobispado de Guadalajara, informó que también resultó culpable del delito de absolución del cómplice en pecado contra el sexto mandamiento del decálogo y del delito de violación directa del sigilo sacramental.

Por tal motivo, “le ha sido impuesta la dimisión del estado clerical, y por los delitos restantes, le ha sido le han sido declaradas las correspondientes excomuniones como consecuencia de la dimisión del Estado clerical”, destaca el comunicado firmado por Francisco Javier Robles Ortega.

El acusado, dice el Arzobispado de Guadalajara, “ha perdido todos los derechos y obligaciones propias de los clérigos, así entre otras cosas, no podrá celebrar, o con celebrar la santa misa, administrar cualquier otro sacramento”.

Sin embargo, Santos Pelayo sí podría administrar el bautismo y de la penitencia pero únicamente en peligro de muerte, advierte Robles Ortega.

“Tampoco podrá ejercer cualquier otro acto reservado a los sacerdotes, recibir o ejercer oficios eclesiásticos, usar el traje clerical, la dimisión del estado clerical, es perpetuar las excomuniones, le prohíben además ejercer cualquier otro ministerio de cultura civil, los sacramentos fuera del peligro de muerte, estas penas son temporales”, agrega.

El Arzobispado de Guadalajara, ya fue notificada de la resolución el abogado del acusado el pasado 20 de septiembre.

El Papa Francisco confirmó la decisión, la cual es definitiva e inapelable y “comporta en este caso la dispensa de la ley del celibato”.

En este caso, la Iglesia -además de manifestar su solidaridad y su cercanía espiritual con las víctimas- exhorta a todos los fieles a trabajar individual y comunitariamente para que se respete la dignidad de las personas y la santidad de los sacramentos.

“Los invito a estar atentos para proteger a los más débiles, y a denunciar ante las autoridades civiles y eclesiásticas cualquier acción constitutiva del delito, así mismo los invito a prestar su apoyo para que todos los que de alguna manera han sufrido abusos de cualquier tipo encuentren en la comunidad cristiana apoyo y fuerza para seguir adelante”, se lee.

Agradeció la labor que hizo el monseñor Rafael Sandoval Sandoval, obispo de Autlán, su atención a las víctimas.