Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

‘El Chapo’, directo a cadena perpetua

Proceso en NY. Tras seis días de deliberaciones y ante el semblante rígido de Guzmán Loera, el jurado lo declaró culpable de 10 cargos; el 25 de junio le dictarán sentencia.

Para el último día de su juicio, y que pudiera ser también el último en su vida que vestirá de civil, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, El Chapo, líder del cártel de Sinaloa, vistió un traje azul marino, camisa clara de un tono azulado y corbata negra. A las 12 horas con 15 minutos, el juez Brian Cogan entró a la sala, saludó a las damas y caballeros, como siempre hace, y tomó asiento.

El veredicto sobre cada uno de los 10 cargos contra el capo comenzó a caer como pesados copos de nieve similares a los que en ese momento volaban por el cielo de Nueva York. Cargo 1, culpable; cargo 2, culpable; cargo 3, culpable... así hasta llegar al décimo, el que más dudas generaba, el de lavado de dinero, donde la fiscalía presentó varios testimonios de los ex socios del acusado pero pocas pruebas que evidenciaran la presunta fortuna del Chapo, tasada por Forbes en 14 mil millones de dólares.

Pero este día el jurado no estaba para contemplaciones y pese a la mar de dudas en que naufragaron durante las casi 30 horas en los seis días de deliberaciones, incluso dicho señalamiento fue solventado de manera unánime.El martes 13 de noviembre, día en que comenzaron las deliberaciones contra Guzmán Loera, cayó sobre Nueva York una nevada poco regular para esa fecha. Durante el duro testimonio de Juan Carlos Abadía, alias Chupeta, la tormenta que cubrió el destino del Chapo tomó forma de lluvia torrencial, de las que no suelen bañar estas calles. En dos presentaciones que fueron claves, la del ingeniero en sistemas Cristian Rodríguez, y la del agente de la DEA Víctor Vázquez, el termómetro local marcó 15 grados bajo cero, helada que igual alcanzó el ánimo de la defensa, muda ante la contundencia de las pruebas presentadas.

Por eso, a las 9 de la mañana de ayer, momento en que la tormenta Nadia llegó a cubrir con un manto de nieve la costa este de Estados Unidos, muchos auguramos que el mal tiempo traería novedades y que este martes 12 pudiera ser la jornada en la que finalmente conoceríamos el ansiado veredicto en el llamado juicio del siglo.Así, unos minutos antes del mediodía, cuando se esparció el rumor de que habría noticias en la sala 8D, los nervios se apoderaron de los presentes y las dos salas asignadas para presenciar el juicio se llenaron en poco tiempo. Luego entró el juez Cogan, un minuto después lo hizo el acusado y al final los miembros del jurado. El veredicto de “culpable” sonaba incluso antes de que fuera pronunciado.

Al conocerlo, El Chapo Guzmán tensó las quijadas y no pudo evitar una mirada cargada de resentimiento hacia quienes lo condenaron. Cuando no hubo más qué hacer, el narcotraficante se puso de pie y se despidió con un apretón de manos de cada uno de sus defensores. Luego juntó las yemas de su mano derecha y envió un beso a Emma Coronel, su esposa, que parecía la más conmovida. Finalmente abandonó la sala custodiado por los alguaciles.

“SIN ESCAPE NI RETORNO”

Media hora después del veredicto, en una aparición inédita para su investidura, el fiscal del distrito Richard Donoghue ofreció una conferencia de prensa en medio de la intensa nevada. Era importante magnificar el golpe de autoridad que acababan de demostrar.“Es un veredicto del cual no hay escape ni retorno”, dijo insinuando el fin de la célebre proclividad del Chapo para huir de todo. “El sangriento reinado de Joaquín Guzmán Loera en la cima del cártel de Sinaloa llegó a su fin, así como el mito de que no puede ser llevado a la justicia”, resaltó.

Y mientras decenas de cámaras ponían atención a las palabras duras y plomizas del fiscal, Emma Coronel, vestida toda de negro y acompañada de dos policías, abandonaba el escenario aprovechando que los colegas de la lente estaban entretenidos con el discurso de Donoghue. Custodiando al funcionario, los asistentes que llevaron el caso y agentes del FBI y la DEA eran a su vez vigilados por elementos del ejército estadunidense. Al terminar la conferencia, las tres decenas de empleados del gobierno regresaron al lobby de la Corte y se fundieron en abrazos, sonriendo satisfechos en esa que, para ellos, fue una jornada de fiesta.

LA DEFENSA BUSCARÁ APELAR

En la misma carpa bajo la nieve aparecieron después los tres abogados del Chapo. Jeffrey Litchman dijo que había sido “un orgullo defenderlo” y que habían “peleado hasta la muerte”.A su vez, Eduardo Balarezo señaló que no descartaban apelar, que ese es el deseo de Guzmán Loera y que analizarán la posibilidad. Agregó que fueron los medios los que “sentenciaron” al Chapo, quizá en respuesta a las críticas recibidas que apuntaban a que la defensa no había estado a la altura.Ahora todo queda en manos del juez Brian Cogan, quien fijó el 25 de junio como el día en que conoceremos la sentencia que, a decir de las calificaciones dadas a cada cargo el día de ayer por el jurado, no debe ser otra que la cadena perpetua… o varias.

El Chapo Guzmán vistió siempre de traje para los tres meses que duró su juicio. Tras la sentencia que dictará Cogan en junio próximo, su destino parece ser la prisión federal de máxima seguridad en Florence, Colorado, conocida como Supermax o ADX, donde portará siempre un uniforme naranja.

A las ocho de la noche, en la calle Plaza Cadman, frente a la corte de Brooklyn, un último camarógrafo terminaba por recoger sus instrumentos. Así, el circo que montó el gobierno de Estados Unidos para este juicio ha quedado formalmente desmontado.

LOS MÁS IMPORTANTES

En México hay tres capos del narco considerados relevantes; dos son los más longevos y aún dominan gran parte del país:NEMESIO OSEGUERA CERVANTESEL MENCHO

Líder del cártel de Jalisco Nueva Generación, hoy en día el grupo más poderoso y peligroso del país.

ISMAEL ZAMBADA

EL MAYO

Cártel de Sinaloa. Es uno de los veteranos de la historia de narco, por quien existe una recompensa de cinco millones de dólares que ofrece Estados Unidos.

RAFAEL CARO QUINTERO

Trabajó para el capo de capos, Miguel Ángel Félix Gallardo, líder del cártel de Guadalajara. El FBI ofrece 20 millones de dólares por su captura.

MÉXICO-EU

TRATADO LO LIBRA DE LA PENA CAPITAL

El artículo 8 del tratado de extradición México-EU señala: “Cuando el delito por el cual se solicita sea punible con la pena de muerte conforme a las leyes de la parte requirente y las de la parte requerida no permitan tal pena para ese delito, la extradición podrá ser rehusada a menos que la requirente dé las seguridades que la requerida estime suficientes de que no se impondrá”.