Denuncian abuso de autoridad contra mujeres indígenas Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Denuncian abuso de autoridad contra mujeres indígenas

Un grupo de indígenas señaló que policías municipales de Tlaxiaco las agredieron, luego de que salieran a vender sus artesanías ante la falta de apoyos económicos por la pandemia de coronavirus.

Oaxaca.- Alrededor de 15 mujeres de origen mixteco presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por la represión, de la que acusan fueron víctimas por parte de policías municipales de Tlaxiaco, Oaxaca, luego de que salieran a las calles a vender sus artesanías, violando la cuarentena por el nuevo coronavirus.

Esta es la segunda queja presentada por la Unión de Mujeres Artesanas de la Mixteca y Maurilio Santiago Reyes, del Centro de Derechos Humanos para los Pueblos Indígenas (Cedhapi), en contra del presidente municipal de Tlaxiaco, Gaudencio Ortiz, de Morena, quien a pesar de las medidas cautelares que tenían las afectadas, volvió a ordenar un operativo para retirarlas de sus puntos de ventas, argumentando que no había permisos por la contingencia por la pandemia de covid-19.

En el expediente de queja, las mujeres golpeadas alegan que el gobierno municipal se niega a entregarles ayudas, como apoyos económicos, por la falta de ventas y ante la desesperación de no tener recursos para sostener sus hogares decidieron salir vender, respetando la sana distancia y el uso de cubrebocas.

En las pruebas documentales que presentaron ante los organismos de derechos humanos, las afectadas exhiben los videos de las dos agresiones donde se aprecia que, al oponer resistencia para retirarse de la vía pública, son golpeadas por policías municipales.

​Anteriormente, las vendedoras informales tomaron el palacio municipal para exigir apoyos, por lo que las autoridades policiacas les realizaron una invitación a retirarse y accedieron, sin embargo, nuevamente buscaban plantarse afuera del edificio, por lo que al percatarse de ello, ciudadanos organizados y policías municipales llevaron a cabo el desalojo de los comerciantes.

Al respecto, el Presidente Municipal de Tlaxiaco, Gaudencio Ortiz Cruz, resaltó tener el respaldo de la población en sus acciones, ya que los mismos ciudadanos se sumaron a defender los espacios públicos y la zona centro.

“Ser comerciante no es un delito, delito es robarle al pueblo; somos comerciantes ambulantes no rateros”; “pedimos atención a los vendedores ambulantes”, eran algunas de las frases que estaban escritas en cartulinas que portaban los vendedores informales durante su plantón en el palacio municipal.

En tanto, el Congreso local determinó ordenar la comparecencia del presidente municipal de Tlaxiaco, Gaudencio Ortiz, para que explique su actuación en contra de las mujeres indígenas.

Mientras que la Fiscalía General del Estado informó que ya se integró una carpeta de investigación por el abuso de autoridad cometido por un uso excesivo de la fuerza en contra de las afectadas por parte de la policía municipal y el ayuntamiento de Tlaxiaco.