Tras bullying en secundaria, adolescente de 14 años fue hospitalizado en Gómez Palacio Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Tras bullying en secundaria, adolescente de 14 años fue hospitalizado en Gómez Palacio

Joven sufre lesiones, lo hospitalizan y agresores no responden

Express

Gómez Palacio, Dgo.- Un joven de 14 años de edad, que hace dos meses sufrió de bullying en la secundaria y cuyas lesiones fueron agravando su estado de salud, fue internado y se mantiene hospitalizado en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social sin recibir hasta ahora el tratamiento adecuado y sin que hasta el momento la familia de la alumna y compañera que lo agredió de un golpe en la cabeza, se haya hecho responsable.

María Concepción Mijares García, madre del joven Kevin Aaron Ramirez, ha tenido que recurrir a vecinos, familiares y amigos para solventar parte de los gastos que ha ameritado su atención y desplazamiento, pero ni la sensibilidad como la ViceFiscalía ha hecho que los agresores adopten su compromiso y responsabilidad.

Hizo ver con preocupación que desde que ocurrió el accidente, las cosas han ido de mal en peor cuando su esposo sufrió una lesión grave en la columna vertebral que lo mantiene incapacitado de su trabajo y la amenaza de que lo despidan es latente, lo que de pone en riesgo que se cancele la atención también de Kevin en la Clínica 47 del Instituto Mexicano del Seguro Social donde se mantiene internado y donde aún no muestra ninguna mejoría.

Kevin Aaron estudia en el 2do grado Sección “C” del Turno Vespertino de la Escuela Secundaria Técnica Jaime Torres Bodet en Gómez Palacio y fue la tarde del 27 de febrero cuando al ser víctima de burlas por parte de sus compañeros hombres y mujeres de su salón, una joven de nombre Ana Karen de la misma edad que él -según su testimonio ante la ViceFiscalía, le asestó un golpe en la duro.

Más tarde, al salir a la clase de Educación Física, otro compañero suyo le aventó el balón de basquetbol en la cabeza sin mala intención, lo que le provocó mareos y se desvaneció en el patio de la Escuela, por lo que de inmediato le llevaron a la dirección del plantel en la que le dieron una pastilla para el dolor.

Sin embargo, el problema se hizo mayor cuando comenzó a convulsionar, por lo que fueron llamados sus padres y llevado a la Clínica del IMSS, en donde le tomaron radiografías sobre posible traumatismo craneoencefálico; sin embargo, el diagnóstico fue traumatismo en la cabeza no especificado, luxación esguince y torcedura en una región no específica en el cuerpo y esguince cervical , recibiendo de momento un tratamiento para desinflamar.

La señora Concepción dijo que así se había mantenido por varias semanas, pero las molestias y el dolor fueron creciendo al grado de impedir mandarlo a la escuela y al uso de un bastón, ya que comenzó a ver borroso, por lo que procedió el día 11 de abril interponer una denuncia de hechos en la Vicefiscalía General del Estado en Lerdo para hacer llamar a los padres de la menor que le agredió, recibiendo la indicación de la abogada y Ministerio Público de ordenarle algunas tomografías en un laboratorio particular en Torreón y cuyo costo fue de 2 mil 500, además de 800 pesos de pago de taxis para desplazar el menor en un transporte seguro y rápido, quedando finalmente internado desde el 12 de abril en esa misma clínica 47 del IMSS.

Señaló que el caso también fue turnado a la Subsecretaría de Educación Pública debido a las omisiones que tuvo el director del plantel de nombre Arturo López Salazar, toda vez que jamás hizo reprender a la jóven por lo ocurrido y también por evitar o frenar este tipo de prácticas que se vuelven común en dicha secundaria, donde la agresión entre los alumnos está por encima del respeto que se debe inculcar.

Lamentó que la madre de la jovencita agresora, de nombre Paula Mendoza, jamás le ha dado la cara para responsabilizarse de los hechos cometidos por su hija que mantienen hospitalizado a su hijo, pese a que en un primer careo ante la Vicefiscalía ella reconoció haber agredido con un golpe en la cabeza a Kevin, ya que a la fecha sólo les ha enviado mil pesos.