El turismo desordenado invade el Cañón de Fernández Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

El turismo desordenado invade el Cañón de Fernández

En el Cañón de Fernández se realizan prácticas indebidas con el riesgo de ocasionar daños irreversibles a esta Área Natural Protegida.

LErdo.- El Parque Estatal “Cañón de Fernández” está siendo invadido por un turismo desordenado, que acude y realiza prácticas indebidas con el riesgo de ocasionar daños irreversibles a este espacio nombrado desde el 2004 como Área Natural Protegida (ANP).

La pandemia del coronavirus en este 2020, obligó a la humanidad a cambiar rutinas, hábitos, costumbres y en general una dinámica social. Francisco Valdés Perezgasga, presidente de la Asociación Prodefensa del Nazas A.C., señala la preocupación existente entre las personas que desde hace muchos años están enfocadas en la protección del “Cañón de Fernández” debido a la alteración que también sufre por el incremento de visitas.

La alerta por la situación en el ANP, se debe a que ya estaba identificado el periodo de incremento del turismo desordenado, y era principalmente durante la Semana Santa; del Jueves Santo a Domingo de Pascua.

Sin embargo en este año de pandemia, los visitantes en el Parque Estatal se registran cada semana del jueves al domingo, y no existe ningún control durante su estancia.

La declaratoria como Área Natural Protegida, se debe entre otras cosas por la riqueza natural existente, con especies endémicas de animales y plantas, las cuales se ven perturbadas con la presencia de personas, y aún más cuando éstas desconocen lo que pueden o no hacer.

El tráfico de vehículos de motor continuo es una de las principales afectaciones en la zona, inclusive aunque transite despacio, ya que a su paso ocasiona la erosión del suelo, y eso ya representa una alteración del ecosistema.

Pero por si no bastara, existen grupos de personas, que de manera constante transitan por el “Cañón de Fernández” con vehículos todo terreno y a una velocidad considerable, lo cual además de erosionar el suelo, ahuyenta a la fauna la cual ya no regresa, además generan riesgo de destruirla al igual que a la flora del lugar y sin olvidar que contaminan el ambiente.

Para Valdés Perezgasga las autoridades deben prestar mayor atención con la circulación de dichos vehículos, pues para llegar al río deben cruzar por la ciudad, sin embargo, muchos de estos transitan sin placas y otros no tienen ni parabrisas.

Mencionó que son decenas de estos autos todo terreno que llegan cada fin de semana, e inclusive en un solo día se han detectado hasta 25.

Recordó que el acceso de las cuatrimotos, racers, motocross, en el “Cañón de Fernández” están prohibido, como en todas las Áreas Naturales Protegidas del mundo.

Como Prodefensa del Nazas A.C., exigen al Gobierno del Estado interferir en la protección del Parque y reforzar la vigilancia con la Guardia Nacional y la Policía Estatal, con la finalidad de empezar con sanciones más severas

Así como también, implementar de manera urgente el Programa de Uso Público (PUP) el cual se llevó a cabo por un despacho de abogados especializados en materia ambiental denominado Alan Rhodes Asociados a finales del sexenio del gobierno de Jorge Herrera.

El programa tiene como finalidad regular el acceso y evitar que las prácticas inadecuadas de los visitantes continúen poniendo en riesgo y dañando al ANP.

Pues una simple fogata, puede acabar con árboles de gran importancia, como ahuehuetes milenarios, que son testigos del desarrollo de La Laguna.

Francisco Valdés, pide a las autoridades estatales, voltear a ver al Cañón de Fernández, e invertir para tener mayor personal de vigilancia, así como extremar las medidas de protección.

De lo contrario, esta zona protegida por su riquezas naturales, está en riesgo de perderse, tal y como sucedió con Raymundo, los Puentes Cuates o los parajes de Ciudad Juárez.