Aparatoso accidente vial no reportó personas lesionadas Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Aparatoso accidente vial no reportó personas lesionadas

El hecho se presentó debido a que un camión de carga blanco que circulaba por la carretera.

Matamoros.- Bastante aparatoso resultó el accidente vial que se suscitó ayer en la carretera Torreón-San Pedro en la curva que se localiza a la altura del ejido Escuadrón 201, donde participaron varias unidades y en el que aparece como responsable un camión que cargaba pacas de alfalfa pues al reventarse una manguera tiró combustible y eso provocó el derrape de los vehículos y la volcadura de un taxi. En este percance no se reportaron personas lesionadas.

De acuerdo a la información que proporcionaron autoridades de Protección Civil encabezadas por Israel , este accidente se presentó al mediodía de ayer martes.

El reporte lo recibieron vía telefónica en el que se informaba principalmente de que se había presentado una carambola en la carretera antes referida, aunque luego entró otra llamada que señalaba que era una volcadura.

El hecho se presentó debido a que un camión de carga blanco que circulaba por la carretera referida por el carril que va de San Pedro a Torreón, tiró combustible porque se le reventó una manguera.

El combustible se regó por todo el asfalto y el conductor de una camioneta blanca marca Ford, no pudo controlar el volante y se salió del carril, para chocar contra dos vehículos compactos que circulaban por el carril que va de Torreón a San Pedro.

Sin embargo, el chófer de un taxi llevó la peor parte pues para no impactarse contra la camioneta blanca se salió del camino y terminó volcado, aunque por fortuna resultó ileso. De hecho la gente en el lugar le ayudó a incorporar su vehículo y decidió irse del lugar al comprobar que el daño su unidad se redujo a un vidrio roto.

Al lugar acudieron agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, de Tránsito y Vialidad, Fuerza Coahuila y de Protección Civil.Oficiales de Bombreos se encargaron de colocar material especial sobre el combustible derramado para evitar otro accidente.

Acudieron las agencias de seguro respectivas para levantar los informes correspondientes y llevarse en grúa las unidades siniestradas.