Traficantes cruzan y abandonan a dos niñas en frontera de EU Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Traficantes dejan caer a dos niñas de 3 y 5 años desde una valla de 4 metros en la frontera

Un video muestra cómo una persona sujeta a las niñas antes de dejarlas caer al suelo; las menores se pusieron de pie mientras dos individuos del otro lado de la valla huyen.

Traficantes cruzan y abandonan a dos niñas en frontera de EU
Traficantes cruzan y abandonan a dos niñas en frontera de EU | AP

Ecuador.- Dos niñas migrantes de Ecuador fueron abandonadas por traficantes que las dejaron caer desde la parte superior de la valla fronteriza entre México y Estados Unidos, de acuerdo con un video difundido por autoridades federales estadunidenses.

Las niñas, una de 3 años y su hermana de 5, resultaron ilesas, pero funcionarios de la Patrulla Fronteriza describieron el incidente como desolador.

Gloria I. Chávez, agente en jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector El Paso, que incluye partes de Texas y Nuevo México, dijo que un agente que utilizaba una cámara remota fue capaz de detectar a una persona sobre el borde de la valla.

El video muestra a una persona que sujeta a las niñas una por una, llevándolas lo más bajo que puede antes de dejarlas caer al suelo. Las menores se pusieron de pie mientras dos personas del otro lado de la frontera emprendían la huida.

“En estos momentos estamos trabajando con nuestros aliados en México para intentar identificar a estos despiadados traficantes de personas y hacerlos rendir cuentas con todo el peso de la ley”, afirmó Chávez en un comunicado.

Las autoridades indicaron que agentes fronterizos de Santa Teresa pudieron encontrar a las hermanas después de recibir instrucciones del operador de la cámara en una ubicación remota de Nuevo México, a poca distancia hacia el oeste de El Paso, Texas.

Las niñas estaban conscientes, pero fueron trasladadas al hospital para una revisión. Actualmente se encuentran en un centro de detención temporal de la Patrulla Fronteriza a la espera de ser puestas a disposición del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

El incidente ocurrió en momentos en que el gobierno de Joe Biden atraviesa una crisis para encontrar espacio para albergar a los varios cientos de niños y adolescentes que cruzan diariamente al país de manera ilegal.

En algunos casos, los padres a los que se les negó la entrada a Estados Unidos han enviado a sus hijos solos a través de la frontera, con la esperanza de que eventualmente sean entregados a sus familiares. Como resultado, las instalaciones de detención están llenas y el gobierno intenta encontrar más opciones de albergue temporal.