Eslovenia. Condenan a prisión a mujer por cortarse la mano para cobrar seguro Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Mujer se amputa la mano con una sierra eléctrica; lo hizo a propósito para cobrar un seguro

Tras ser descubierta por el fraude que intentó cometer, la mujer fue condenada a dos años de prisión.

| (Archivo-Milenio Digital)

Eslovenia.- Un tribunal de distrito de Liubliana, la capital de Eslovenia, condenó a una mujer a dos años de prisión por cortarse deliberadamente la mano con una sierra circular para cobrar fraudulentamente un seguro, informó la agencia de noticias eslovena STA.

El tribunal dijo el viernes que Julija Adlesic, de 22 años, acordó con su novio amputarse la mano izquierda por encima de la muñeca a principios de 2019. Fue declarada culpable de intento de fraude de seguros.

Según la documentación oficial, las fechas de conclusión de los contratos con las agencias de seguros, los testimonios y el informe del perito forense, no se pudo tratar de un accidente sino de una autolesión preparada, concluyó el tribunal.

Aproximadamente un año antes, firmó contratos con cinco compañías de seguros diferentes, dijo el tribunal. La mujer cobró más de 1 millón de euros, casi la mitad pagados de inmediato y el resto en cuotas mensuales regulares.

Su novio fue sentenciado a tres años de prisión, mientras que el padre de él recibió una sentencia suspendida de un año. En opinión del tribunal, la pareja de la joven, de 30 años de edad, la convenció para que se autolesionara tras contratar los seguros contra accidentes, con contratos de alta indemnización.

Según la prensa eslovena, que ha informado con todo lujo de detalles de este macabro caso, el padre llamó a la ambulancia cuando ocurrió el supuesto accidente, aunque no entregó la mano amputada.

Ellos dos llevaron a la mujer al hospital diciendo que se había lastimado mientras cortaba ramas. Las autoridades dijeron que dejaron la mano cercenada en lugar de llevarla al hospital para asegurarse de que la discapacidad fuera permanente. Pero la policía la recuperó y se la volvieron a colocar.

Los fiscales dijeron que días antes del incidente, la pareja de Adlesic buscó información en internet sobre cómo funcionan las manos artificiales. Un examen posterior determinó que la joven se lastimaba a propósito la mano reimplantada para evitar una plena recuperación y recibir más indemnización de los seguros.

“Creemos que las sentencias son justas y apropiadas, y cumplirán su propósito”, dijo la jueza Marjeta Dvornik.

Durante el juicio, la mujer se declaró inocente y dijo que nunca se habría cortado la mano a propósito. El juicio ha atraído mucho la atención del público y de los medios en el pequeño estado alpino.

Los abogados de la joven han anunciado que recurrirán la sentencia, mientras el novio es juzgado en otro proceso por el supuesto feminicidio de su anterior novia en 2015.

“Nadie quiere quedar lisiado”, dijo a la corte. “Mi juventud ha sido destruida. Perdí mi mano a la edad de 20 años. Solo yo sé cómo sucedió”.