En París, cierran cafés y bares como medida ante contagios por Covid-19 Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Cierran cafés y bares para frenar rebrote de contagios por Covid-19 en este país

Las autoridades de la capital francesa comenzaron aplicar nuevas medidas, como el cierre de establecimientos y condiciones más restrictivas en los restaurantes.

A partir de este martes, se cerraron bares y cafés
Esta es una medida ante el aumento de contagios.

Francia.- A partir de este martes, los bares y cafés de París cerraron sus puertas como una medida para frenar el preocupante aumento de los contagios de covid-19 en la capital francesa, luego de que las autoridades en Francia decretaran “estado de emergencia” en la región.

Esta medida se aplica a todos los cafés y bares de la periferia más cercana a la capital durante un periodo inicial de 15 días. En el caso de los restaurantes, podrán permanecer abiertos, siempre y cuando respeten nuevas medidas sanitarias de seguridad, señaló el prefecto de la policía parisina, Didier Lallement, en una conferencia de prensa.

En los restaurantes parisinos y de los departamentos limítrofes, no podrá haber más de seis comensales por mesa, los diferentes grupos deberán estar separados como mínimo de un metro y el establecimiento registrará los datos de sus clientes para poder contactarlos en caso de que surja un contagio. Además, sobre las mesas, junto a la sal y a la pimienta, habrá gel hidroalcohólico.

Otras medidas para frenar el auge de la epidemia del covid-19 incluyen el cierre de ferias, salones profesionales y circos, así como limitar el acceso en centros comerciales y grandes almacenes a un cliente por cada cuatro metros cuadrados de superficie del local.

Las instalaciones deportivas bajo techo, incluyendo piscinas, solo estarán abiertas para personas menores de 18 años. Los gimnasios se encuentran cerrados previo a este aumento en las medidas. Salas de cine, teatros y museos continuarán abiertos bajo estrictas reglas sanitarias, pero ferias y espectáculos profesionales no estarán permitidos.

Las autoridades han mantenido el límite de mil espectadores por día en todos los eventos deportivos grandes, lo que permite que el Abierto de Francia siga esta semana conforme a lo planeado.

Las autoridades tomaron la decisión a raíz de los datos preocupantes que confirman una degradación de la situación frente a la pandemia. En este momento, París registra 260 casos por cada 100 mil habitantes y un 36 por ciento de las camas de los servicios de reanimación están ya ocupadas por enfermos de covid-19.

"Entramos en una nueva fase", declaró la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que instó a los franceses a "trabajar todos juntos" para proteger a los más frágiles.

Seguirán prohibidos en la capital francesa los eventos con más de mil personas, las reuniones de más de 10 personas en los espacios públicos.

Hasta el momento, más de 32 mil personas han muerto por coronavirus en Francia, según las cifras oficiales.