Argentina. Muere enfermera tras recibir segunda dosis de Sputnik V Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Enfermera recibe segunda dosis de vacuna Sputnik y muere

Científicos se encuentran investigando si la muerte de la mujer se debió a una reacción al medicamento.

Científicos se encuentran investigando si la muerte de la mujer se debió a una reacción al medicamento.
Científicos se encuentran investigando si la muerte de la mujer se debió a una reacción al medicamento.

Argentina. Una mujer identificada como Mary Castellón de 34 años que se desempeñaba como enfermera y trabajaba en el sector covid del hospital Santijanni en Argentina y murió tras recibir las dos dosis de Sputnik V.

La enfermera fue internada de emergencia y fue entonces cuando murió.

La enfermera estaba con licencia de descanso debido a que se había fracturado un codo. En este transcurso, la mujer recibió la segunda dosis de la vacuna anticovid-19 de Sputnik V.

¿Qué fue lo que pasó?

De acuerdo con las autoridades de salud, la mujer había presentado algunos síntomas, así que e hizo la prueba para detectar el covid-19. Debido a que sólo presentaba fiebre se aisló en casa.

Sin embargo, su salud fue empeorando rápidamente. Por ello tuvo que ser internada en terapia intensiva del sanatorio Julio Méndez, lugar en el que perdió la vida.

Familiares de la mujer declararon que ella era una persona saludable y no tenía enfermedades crónicas o previas, por lo que al enterarse de su muerte exigieron que estudien las causas de su deceso.

Cabe mencionar que Mary Castellón fue vacunada dentro del cronograma del personal de salud. Su primera vacuna la recibió en febrero y finalmente recién la segunda. Además de que el año pasado la mujer tuvo covid y lo superó sin problemas.

Científico muere por covid mientras estudiaba efectos en el cerebro

Desafortunadamente un científico en Brasil que estudiaba el efecto que tenía el nuevo coronavirus en el cerebro murió a raíz de la enfermedad.

El hombre fue identificado como Nilton Barreto dos Santos de 34 años de edad, quien perdió la batalla contra el coronavirus el pasado cuatro de mayo. A raíz de esto su familia donó sus tejidos pulmonares, cardíacos y cereblaes.

Esto, con el principal objetivo de que se pueden seguir estudiantes los efectos en el cerebro y así de alguna manera el legado del científico Nilton Barreto continúe.

¿Quién fue Nilton Barreto?

Como ya se dijo fue un científico brasileño que murió a los 34 años tras las complicaciones del nuevo coronavirus; desafortunadamente murió en el periodo en el que se encontraba estudiando todos los efectos que tenía el cerebro de una persona cuando se infectaba de covid-19.

El científico estaba casado con Samia Maracaípe, a quien conoció en la ciudad de Belém, esto cuando se trasladó a estudiar el proceso de inflamación de un cerebro, lo cual es generado principalmente por estrés.

Hemos autorizado la toma de material tisular de los pulmones, corazón y cerebro de Nilton para comprender mejor esta enfermedad, informó su esposa, Sami Maracaípe.

El principal interés de Nilton Barreto estaba en cómo modifica el funcionamiento de las células generando así el desarrollo de enfermedades como la depresión.

Es importante mencionar que dicha investigación lo hizo acreedor a un intercambio en el Hospital Mount Sinai, el cual es uno de los nosocomios más prestigiosos de Estados Unidos, sin embargo, esto no se pudo concretar debido a que se cerraron las fronteras tras la pandemia del covid-19.

“Nunca dejamos de llevar mascarilla, evitamos las multitudes y lavamos toda la comida. Pero Nilton fue el único que se agravó”

Nilton enfermó por covid-19

Nilton segía trabajando y cuando enfermó tenía el noventa por ciento de los pulmones comprometidos, además, su estado de salud empeoró muy rápidamente, por lo que estuvo internado un periodo de dos meses.

Se fue feliz de que sus padres ya estuvieran vacunados

A una semana de perder la vida, la familia del científico pudo visitarlo, por lo que él se puso muy feliz además se alegró de que sus padres ya estuvieran vacunados contra el virus.