Wanda Seux sufre otro infarto cerebral y pierde el habla   Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Wanda Seux sufre otro infarto cerebral y pierde el habla

“Wanda no puede hablar ya, perdió la conexión entre sus ideas y las palabras".

Foto: Especial

Wanda Seux volvió a sufrir un infarto cerebral, confirmó el amigo de la actriz, Alfredo Cordero.

En entrevista para Ventaneando, Cordero narró que Wanda Seux perdió el habla tras sufrir otro cuadro de infarto cerebral.

“Tristemente les confirmo esta noticia. Estamos con el corazón roto porque Wanda volvió a caer en un cuadro de infarto cerebral menor a los anteriores, pero sí con secuelas bastante graves”, dijo.

Al preguntarle sobre qué tipo de secuelas padeció Seux tras el infarto cerebral, Cordero comentó que la ex vedette perdió el habla.

“Wanda no puede hablar ya, perdió la conexión entre sus ideas y las palabras; está lúcida, pero está muy mal en cuanto a poderse expresar o comunicar. Estamos peor que en los infartos anteriores”, aseguró.

Ese día, Wanda Seux, de 71 años, fue trasladada de emergencia al área de neurología de un hospital del puerto guerrerense donde la estabilizaron, no obstante, el daño cerebral ya había causado estragos.

“El sábado por la mañana entré a verla. Se mostró feliz y gritó, pero no podía unir sílabas. Hoy está consciente y lúcida, aunque perdió las conexiones que le permiten expresarse por medio del lenguaje”, dijo Cordero.

A través de señas, la actriz de películas como El arracadas (1978) y Paradas continuas (en 2009) pidió que no le realizaran más estudios y que la llevaran a casa.

“La noche del sábado se puso muy agresiva con los enfermeros del hospital, por lo que fue necesario sedarla a fin de que pudiera descansar. Con la autorización de los especialistas, la sacamos del hospital para llevarla a su casa”.

De acuerdo con el parte médico, el daño cerebral en la bailarina podría ser reversible y todo gracias al tratamiento médico que ha llevado en los últimos meses luego de otros derrames cerebrales que sufrió en enero del año pasado.

“Debido a su avanzada edad y al cuadro de salud que tiene, sabíamos que era propensa a que le diera otro infarto cerebral. Ella tiene mala circulación, padece una arritmia cardiaca y presión alta. Si alguno de los tres elementos se junta con el otro, se desata el infarto cerebral”.