Niño trabajó un año como taquero para ver a Slipknot y cancelaron el concierto   Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Niño trabajó un año como taquero para ver a Slipknot y cancelaron el concierto

El menor de edad regresó a su natal San Luis Potosí desilusionado por la cancelación y vandalismo ocurrido durante el evento.

Foto: Especial

La cancelación de las bandas estelares en el KnotFest Meet ForceFest provocó enojo y desilusión entre los asistentes, quienes esperaron por más de tres horas la presentación de Evanescence y Slipknot. Tal es el caso de Axel, de 14 años de edad, que para poder ver a su banda favorita trabajó durante un año y finalmente no lo logró.

Él es originario de San Luis Potosí y al enterarse de que la banda estadunidense Slipknot ofrecería un concierto en la Ciudad de México se dispuso a ahorrar para pagar él mismo su boleto de entrada y viaje.

Con ayuda de su padre, el menor consiguió empleo en una taquería, en donde cumplió un horario de 6:00 a 15:00 horas, todos los fines de semana durante casi un año, que fue el tiempo que necesitó para reunir el dinero necesario para comprar su entrada para el primer día del festival.

Axel y su padre llegaron el sábado 30 de noviembre, desde muy temprano al Deportivo Oceanía, pero debido a las largas filas pudieron ingresar al recinto pasadas las 16:00 horas. Desde ese momento esperaron cerca del escenario en donde tocaría Slipknot de las 23:00 a las 00:35 horas; sin embargo, nunca ocurrió.

Debido a un problema de seguridad en las instalaciones, las bandas que cerrarían el festival no pudieron presentarse y algunos de los presentes provocaron destrozos e incendios en los que fueron destruidos instrumentos de Evanescence.

Padre e hijo tuvieron que regresar a San Luis Potosí, pero volvieron a la Ciudad de México al día siguiente, ya que los organizadores aseguraron que la banda repondría su presentación, pero una vez más y de último momento, informaron que Slipknot no formaba parte del cartel.

“Un año de trabajo, esfuerzo y ahorro se fueron a la basura por la poca empatía y respeto de los mexicanos, la pasión por la música es algo que no todos pueden entender como Axel que ama a esta banda”, publicó en Facebook la usuaria que dio a conocer la historia.