Ya les vale Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Ya les vale

Un Minuto de Reflexión.

En las últimas semanas el semáforo epidemiológico en Coahuila se encuentra en verde, lo cual no quiere decir que el virus del covid-19 haya desaparecido. En el estado de Durango, también el número de contagios y decesos ha bajado considerablemente, pero eso tampocoo quiere decir que ya en la vecina entidad, se libraron del coronavirus y de las infecciones.

Pareciera que los laguneros ya se olvidaron de la pandemia, ya se han olvidado de todo el daño que ha dejado a su paso el covid-19, el sufrimiento de aquellos que han perdido a sus seres queridos, así de muchos más que se contagiaron y lograron salvarse, pero que tienen que sobrevivir con las secuelas.

Es fecha en que pocos, quizá muy pocos, son los infectados en la región, pero siguen apareciendo, lo que demuestra que esta mortal enfermedad sigue presente.

En estos momentos ya se perdió el miedo a infectarse, muchos sienten que al haberse vacunado ya no podrán contagiarse, por lo que se pueden ver en las calles a las personas hacer una vida normal, sin guardar los protocolos sanitarios. Los gobiernos han ido retirando las restricciones, las actividades han empezado a regresar, las personas caminan en el centro de la ciudad sin cubre bocas, sin guardar la sana distancia, como si el covid-19 nunca hubiera aparecido.

En los restaurantes, espacios deportivos, en cafeterías, en talleres, empresas y no se diga en los centros comerciales, hay mucha actividad, todos disfrutan de esos lugares, se ven a las familias contentas, a las parejas ir de la mano, a los jóvenes buscar sus prendas favoritas, otros más no dejan de visitar los lugares de tecnología, van en busca del mejor celular y hasta ahí todo está bien.

Lo malo es que lo hacen sin respetar los protocolos sanitarios, sin respetar las nuevas reglas del juego y la verdad que parece que no hay nadie que las haga respetar. Los salones de fiestas ya tienen mucha actividad, los fines de semana y hasta entre semana las quintas están llenas y quienes asisten, saben que corren peligro, ya que nadie guarda su distancia,además se comparten alimentos, las bebidas y todo es fuente de contagio.

Ahora sí que a muchos laguneros les vale el coronavirus, ya que para ellos hay que disfrutar del momento y olvidarse de los contagios.

walter.juarez@milenio.com