Y llegó... Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Y llegó...

Un Minuto de Reflexión.

Como se había anunciado, el territorio nacional entraría en la fase 3 de la pandemia causada por el coronavirus, por lo que es cuando más se presentan los contagios. Pero llega esta nueva fase sin que muchos mexicanos, muchos coahuilenses o duranguenses tomaran con la seriedad que el caso lo requiere esta cuarentena. Hay muchos ciudadanos que se ven circulando lo mismo en Lerdo, Gómez Palacio o en Torreón.

En Matamoros, se pueden ver en el área de la llamada Las Meloneras, en donde se está ofertando en estos momentos la producción del melón y la sandía, como muchas personas acuden al lugar sin cubre bocas, sin guardar su sana distancia y mucho menos usan el gel antibacterial, por que este municipio se ha convertido en un punto en donde los contagios han aumentado.

En Madero y San Pedro también llegó la fase 3 sin que los habitantes de ambos municipios entiendan la importancia de la cuarentena, la importancia de quedarse en casa para evitar que los contagios puedan aumentar.

El gobierno de Coahuila, desde que inició esta pandemia, se ha caracterizado por adelantarse a los hechos, al ser el primer estado en hacer obligatorio el uso de cubre bocas, además, en instalar filtros sanitarios y en pedirle a la gente que se retire de las plazas, parques, que no realice reuniones, fiestas en las que participen más de 10 personas.

Pero pese a todas las recomendaciones, pese a decirle a los coahuilenses que se queden en casa, hay todavía muchos que no lo hacen y ahora que el peligro de los contagios se puede disparar, se deberán tomar acciones más enérgicas, ya que de otro modo el coronavirus seguirá provocando daños en la salud de miles de coahuilenses.

Por fortuna, hasta el momento los casos de personas contagiadas en la región lagunera no han aumentado, pero por culpa de quienes sin tener trabajos esenciales, sin tener porqué salir a las calles, los mismos pueden dispararse y convertirse en un verdadero problema en la región lagunera.

En Gómez Palacio, en Lerdo y en Torreón, el número de contagios se mantiene controlado, pero en cualquier momento todo puede cambiar.

walter.juarez@milenio.com