Viene de nuevo Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Viene de nuevo

Un Minuto de Reflexión.

No se entiende entonces para qué tanto movimiento, para qué la aplicación de las vacunas, cuando el mismo Gobierno Federal está en espera de que una tercera ola de contagios por covid-19 pueda llegar a México, pese a que algunas entidades ya han cambiado a semáforo verde, como lo son Campeche y Chiapas.

Se dijo que la llegada de la Semana Santa podría provocar más contagios, ya que muchas familias aprovecharán para ir de vacaciones, para salir del confinamiento en que las metió la pandemia.

Fue Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, quien comentó que en el país existe una alta probabilidad de que haya una tercera ola de contagios durante el puente de la Semana Mayor, luego de que la segunda se encuentre en descenso.

Para el funcionario federal, el riesgo existe y éste se incrementa conforme el propio riesgo va disminuyendo, aclarando que a menor riesgo, mayores probabilidades de poder salir, ejecutar acciones y hacer actividades sociales y económicas, inclusive de esparcimiento.

Y la verdad que los mexicanos al ver que los contagios van a la baja, se empiezan a relajar y en la región lagunera se pueden ver a muchas personas que están realizando sus actividades en forma normal, han empezado a salir de sus casas con más frecuencia, están acudiendo a restaurantes, centros comerciales o bien, se dan sus vueltas en lugares al aire libre como lo son las Dunas de Bilbao, se van rumbo a la presa Francisco Zarco o aprovechan para visitar el Puente de Ojuela, entre otros sitios de la región.

Llaman la atención las declaraciones del funcionario federal, ya que pese a saber que se aproxima una tercera ola de contagios, se están autorizando las entradas a los cines, se están abriendo más negocios, la gente está regresando a los estadios y para la temporada de beisbol de la Liga Mexicana, se espera que comience con aficionados en sus gradas.

Lo que se habrá de intensificar son las campañas para que los ciudadanos no se relajen, que sigan con el uso del cubre bocas, con la sana distancia y la desinfección de manos, ya que las actividades socioeconómicas empezarán a regresar a la nueva normalidad. Ahora a esperar si las vacaciones de Semana Santa no salen contraproducentes, ya que es cuando millones de mexicanos abarrotan los lugares turísticos y ahí es en donde la ola de contagios podría volver a empezar.

walter.juarez@milenio.com