Silvia Ortíz, con más esperanza de conocer el paradero de Fanny Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

La omisión también es un delito

V E R T E B R A L.

Por fin y después de 13 años de insistencia con la autoridad federal, la familia Sánchez Viesca Ortiz logró que los Ministerios Públicos asignados al caso "Fanny" declararan a la doctora Alicia Pérez -Duarte (Ex Fiscal para delitos de violencia contra la mujer en tiempos de Felipe Calderón).

La versión de Pérez Duarte era fundamental para el caso porque exhibiría la corrupción en la búsqueda de la joven, en teoría el Ex Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora evitó que los investigadores de la propia PGR (hoy Fiscalía General) pudieran rescatar a Fanny de las manos de sus captores.

El pasado jueves y ya acostumbrados a la burocracia (aderezada con las medidas de prevención por la pandemia) Silvia y Óscar, los padres de Fanny estuvieron encerrados todo el día en la SEIDO (Sub Procuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada) validando los dichos de la Ex Fiscal, entrando y saliendo para evitar que las versiones se "contaminaran".

Esta vez el caso volvió a dar un giro, la declaración que hizo la doctora Alicia Pérez Duarte generó suspicacias con los Agentes del Ministerio Público, ahora la gran pregunta es por qué la entonces Fiscal no alertó a las autoridades estadunidenses sobre la anomalía en la que estaba participando, porque también dentro del código penal de este país, la omisión es un delito.

Alicia Pérez Duarte jamás se imaginó que los Ministerios Públicos le cuestionarían sobre el tema, yo mismo cuando tuve oportunidad de entrevistarla el pasado viernes 06 de noviembre cuestioné el motivo de no haber "alzado" la voz en otros organismos, ella me respondió algo que me pareció lógico, porque la primera instancia a la que debía acudir a interponer la querella era justamente la Procuraduría de la República, órgano para el que en ese momento trabajaba, según Pérez Duarte la denuncia no se "movió" porque la PGR impidió que prosperara, la siguiente instancia era la judicatura federal, obviamente jamás salió de la desaparecida Procuraduría, lo que si funcionó de facto fue la renuncia de la Ex Fiscal, esa debe ser una prueba contundente para que la doctora Pérez Duarte se desmarque de una posible colusión.

A Silvia se le ve más animada que la última vez que la entrevisté, tiene más esperanza de poder conocer el paradero de Fanny o de menos develar una trágica red de corrupción encabezada nada más y nada menos por personajes de primerísimo nivel en el Gobierno Federal.

angel.carrillo@multimedios.com