Si nos relajamos esto se sale de control; el aislamiento es la mejor vacuna contra el Covid-19  Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

A partir de hoy haga lo que su criterio le indique

Vertebral.

Había visto cooperación, consciencia, madurez, responsabilidad y sobre todo ganas de salir avante de la cuarentena por la pandemia que atravesamos.

Había visto poca gente en las calles, había visto seriedad y claridad en los mensajes de las autoridades (al menos del estado y municipio), pero de unos días para acá, la situación se comenzó a relajar, desde el fin de semana pasado cuando la plataforma digital Google reportó un índice de movilidad urbana del 10 por ciento más en relación a los fines de semana anteriores en México, es decir que aún y decretada la fase tres, los mexicanos "nos valió madre" y decidimos salir a las calles normalmente.

Hace unos días entrevisté al Teniente Adelaido Flores, Coordinador de Seguridad Pública Estatal en La Laguna de Coahuila y me informó que al menos la corporación a su cargo recibe el reporte de una fiesta diaria, es decir, no obstante que la gente desatiende el llamado de los expertos, se reúne para divertirse, mientras que otros (ricos o pobres) tenemos qué quedarnos en casa.

Hay ocasiones en las que me quiero volver loco (literalmente), comienzo a pensar en tonterías, a divagar pues, a pesar de que nadie me lo prohíbe, me siento prisionero, pero luego pienso en mis hijas, no quiero ni imaginarme si alguno de mis familiares contrajera el virus por mi conducto.

Usted sabe, mi padre es médico y últimamente me ha sugerido algunas acciones para evitar la cadena de contagio y lo he hecho:

Hace "años" que no saludo a nadie de mano o de beso, mucho menos abrazo, me lavo las manos constantemente, uso cubrebocas al salir de casa, al regresar de algún lugar como el supermercado directamente al baño a tomar una ducha, pero todo eso (me pregunto molesto e indignado) para qué si hay personas con tal nivel de inconsciencia que no asumen la gravedad del asunto y salen a correr al Bosque Venustiano Carranza como si se tratase de un domingo cualquiera, personas que no llevan cubrebocas, que van en pareja, sin tomar distancia, algún ente político me dijo:

"No podemos mantener a la gente en sus casas, tu padre debe saber más del tema, el ejercicio ayuda al sistema inmunológico" y sí, pero daría lo mismo entonces ir a correr al Bosque Venustiano Carranza que ir a la clínica 46 del Seguro Social en Gómez Palacio a ejercitarse (somos fitness, pero no pendejos).

Ayer que vi las imágenes del Bosque estaba tan molesto que pensé, pues de qué sirve quedarse en casa si en cualquier momento que deba salir, alguien me va a contagiar, porque alguien lo contagió y ese contagiado quién sabe de dónde "pescaría el bicho".

Por lo pronto volví a la calma y volví al asilamiento, le hablé a una persona confiable (en todos los sentidos) para mí:

Mi padre, él, a pesar de sus doce años de estudios en la facultad, de haber cursado una especialidad y de ser una de las mentes más brillantes que conozco, continúa leyendo para actualizarse (y además, seguramente quiere lo mejor para mí), a él es el único que voy a atender y me dijo (por si quiere seguir la recomendación), aquí es el momento, si nos relajamos esto se sale de control, el aislamiento es la mejor vacuna contra el Covid-19.

Usted haga lo que su criterio le indique.

angel.carrillo@multimedios.com