Les hablan Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Les hablan

Un Minuto de Reflexión.

Los médicos de La Laguna decidieron mandar el pasado sábado una carta, la cual fue dirigida a los alcaldes Jorge Zermeño, de Torreón, Marina Vitela, de Gómez Palacio, Homero Martínez, de Lerdo, Horacio Piña, Matamoros, Jonathan Avalos, de Madero y Paty Grado, de San Pedro de las Colonias, en la cual les piden tomar acciones para evitar tantos contagios en la región.

Ellos ya se encuentran cansados física y psicológicamente, ya que desde que inició la pandemia del covid-19 han estado al frente combatiendo la mortal enfermedad y en esa guerra contra el coronavirus, muchos de ellos han fallecido. No cabe duda que los médicos están pagando las consecuencias de lo que las autoridades han dejado de hacer, así como de los ciudadanos.

En su carta, los doctores señalan que hay evidencia médica de la transmisión del virus por vía aérea (aerosol), incluso a una distancia mayor a seis metros, por lo que el uso del cubre bocas sería la medida preventiva más efectiva que se debería implementar.

También indican que ya hay una saturación de hospitales, misma que está repercutiendo en mayor número de muertes, lo cual están demostrando las estadísticas.

De verdad que al leer la carta completa, no cabe duda que tienen los médicos toda la razón, ya que desde que inició la cuarentena, las autoridades fueron muy tibias para exigirle a los laguneros que se quedaran en casa, que guardaran la sana distancia y que usaran el cubre bocas.

Recordamos las palabras de uno de los alcaldes que dijo que él no podía hacer nada, no podía violentar los derechos humanos de los ciudadanos, por lo que fue muy permisivo y los dejó hacer lo que querían.

En toda la región, nunca se notó un descenso en la movilidad, además, cuando se vinieron los festejos del Día del Niño, Día de la Madre, Día del Padre y hasta del Maestro, la gente andaba en las calles y no se diga en esta época de graduaciones. Las carnes asadas no faltaron, reuniones en quintas, en salones, siempre estuvieron a la orden del día.

En la carta se pide el uso de bocas obligatorio, castigo a quienes no lo porten, una especia de toque de queda de 10 de la noche a las 5 de la mañana para evitar tantas fiestas. Los médicos están sufriendo, pero todo indica que los intereses pueden más que acatar las medidas sanitarias.

walter.juarez@milenio.com