Hasta las tienditas Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Hasta las tienditas

Un Minuto de Reflexión.

Muchos comerciantes volvieron a respirar, principalmente las papelerías, zapaterías, así como las que se dedican a vender uniformes escolares y hasta las tienditas de la esquina, luego de que se diera el regreso a clases.

A estos negocios que el año pasado les fue como en feria, luego de que se cancelaran las clases presenciales, por lo que los estudiantes de diferentes niveles se aventaron más de un año sin asistir a las instituciones educativas, ahora se puede decir que han visto una pequeña luz al final del túnel.

La semana pasada y lo que va de la presente, se han podido ver las papelerías grandes y pequeñas con muchos clientes, muchos padres de familia comprando los útiles escolares de última hora, luego de que se autorizara el retorno a las aulas.

Esas grandes papeleras y pequeñas, después de que resintieran bajas ventas, por lo que muchas tuvieron que cerrar, ahora han empezado a recuperarse, han empezado a vender material que tenían en sus bodegas, evitando así tener pérdidas mayores.

Es fecha en que todavía se ve a los padres de familia recorriendo las diferentes zapaterías, ya que saben que durante el ciclo escolar 2020-2021, no gastaron en zapatos para que sus hijos llevaran a la escuela.

También se la han pasado buscando los mejores precios en los uniformes, además cubre bocas que vayan de acuerdo con la indumentaria que habrán de llevar a las aulas.

No cabe duda que todo cambió, que pese a la pandemia la vida no ha parado, que pese al alto número de contagios la economía sigue creciendo y además, los mismos padres de familia saben que ahora si no hay vuelta para atrás, que sus hijos tienen que regresar a los salones de clases, tienen que cumplir con sus materias y llevar el material que les encargaron los profesores.

Se recuerda que hace unas semanas todavía existía mucha incertidumbre, los dueños de estos negocios no sabían si surtir mercancía, no había nada seguro para que los niños y los jóvenes volviera a recibir sus clases en forma presencial.

Por fortuna, el retorno a las aulas se dio, a los padres de familia no les quedó más remedio que comprar los útiles escolares, pero además, hasta los dueños de las tienditas, volvieron a vender muchos artículos de última hora, algunos para las tareas y otros para los lonches de los estudiantes.

walter.juarez@milenio.com