En Torreón, a la gente le importa poco morir por coronavirus Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

El regreso

Un Minuto de Reflexión.

Mientras continuan los contagios en La Laguna de Coahuila, los ciudadanos parece que ya entraron en un relax, parece que ya todo es andar en la calle, andar faroleándose como si el covid-19 fuera solo un mito.

Las autoridades estatales tanto de Durango como de Coahuila saben que es importante empezar con la reactivación económica, por lo que ya están trabajando con planes y proyectos, siempre buscando preservar la salud y la vida de los habitantes de ambos municipios.

Pero en Torreón parece que se vive en un mundo aparte, ya que a muchos ciudadanos de este municipio parece importarles poco el coronavirus, parece que los contagios que se siguen presentando son obra de la casualidad, sin pensar que esos 10 o 15 que aparecen diariamente, pueden infectar a amigos, familiares y compañeros de trabajo.

Sabemos que tanto el gobierno federal como los gobiernos de Durango y Coahuila hablan ya de un desconfinamiento en forma gradual, de una reactivación económica y eso parece que para los torreonenses ha sido como un banderazo que diga si ya hacían lo que querían, a partir de este momento con mayor razón.

Sabemos que la cuarentena termina el último del mes de mayo, por lo que se ha dicho hasta el cansancio que se debe de respetar el quédate en casa, el guardar la sana distancia, el utilizar gel antibacterial y traer cubre bocas todo el tiempo.

Algo no se ha cuidado en Torreón, así como en el municipio de San Pedro y algunos dicen que fue por la falta de autoridad de los alcaldes Jorge Zermeño y Patricia, Grado en ambos municipios, en donde los habitantes en ningún momento respetaron las medidas sanitarias y ahora se están pagando las consecuencias, más lo que se acumule.

Cómo no recordar el Día del Niño o el Día de la Madre, en donde las filas para comprar pizzas, pasteles o bien flores, eran largas y sin respetar la sana distancia, lo mismo que en instituciones bancarias y no se diga en tiendas de conveniencia.

Mientras esto sucedía con los ciudadanos, tristemente se conocía de casos de personal médico, ese que se encuentra en la primer línea de batalla contra el covid-19, empezaban a contagiarse. No cabe duda que las actividades a La Laguna regresarán, pero en medio de muchos contagios.

walter.juarez@milenio.com