Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

El "viejo Corona"

Grandes recuerdos trae aquel "viejo Estadio Corona", ubicado por la calzada Ramón Méndez en las Carolinas. En ese césped se vivieron historias de éxito, ahí Jared Borgetti realizó goles que dejarían títulos para el llamado "equipo de todos".

Cuantos jugadores de renombre dejaron cuerpo y alma en ese estadio de futbol, en donde se empezaron a fincar los títulos del Santos Laguna, el cual ahora en su nueva casa, el Territorio Santos Modelo, no ha desentonado y ha seguido la tradición de ser un equipo triunfador.

En todo México se conocía al "viejo Estadio Corona" como la casa del dolor ajeno, de la cual solamente queda el dolor y no ajeno, sino propio, ya que tras ser demolido todavía a sus alrededores están esas rejas que lo delimitan, mismas que están "adornadas" por escombros, grandes cantidades de basura y las autoridades brillan por su ausencia.

Pero la basura y el escombro no solamente se encuentra en ese lugar, hay muchos otros sitios en colonias cercanas, en donde mucha gente acostumbra a tirar desde viejos colchones, televisores obsoletos, refrigeradores descompuestos y todo lo que en sus casas ya no quieren.

No cabe duda que la culpa no es sólo de las autoridades, también de las mismas personas, quienes saben que está prohibido tirar basura en la vía pública, haciéndolo con toda impunidad y dejándola en banquetas.

También tienen mucho que ver los carretoneros, quienes ofrecen sus servicios en alguna casa en remodelación, en obras en construcción y el material que de ahí sacan, simplemente lo tiran en cualquier lugar, ya que nadie les dice nada.

La pregunta es a qué dirección le corresponde mantener limpia la ciudad, en dónde están las brigadas que hacían la labor de quitar escombros y basura, ya que no se ven por ningún lado.

No cabe duda que en Torreón parece que los problemas no solamente son los baches, pavimentación, falta de agua y colectores colapsados, también está el de la basura.

Lo que queda del "viejo Estadio Corona" pasó a ser un lugar de grandes glorias, a un sitio lleno de escombros y basura.

walter.juarez@milenio.com