El Hooligan está enojado Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

El Hooligan está enojado

VERTEBRAL.

Apesar de que dicen que tiene muy pocas "pulgas", Luis Fernando Salazar siempre había mantenido una postura seria y serena ante los embates que ha tenido que enfrentar a lo largo de su carrera política, primero como panista y ahora ungido en Morena.

Ahora es diferente, aunque lo negó rotundamente y trató de disfrazarlo con energía y ánimos, el Hooligan está enojado porque el INE rechazó su registro como candidato a la alcaldía de Torreón, luego "subió" su caso a un Tribunal Superior de Justicia y este lo turnó a una sala con sede en Monterrey, ahora retrasarán el resolutivo hasta el próximo 24 de abril, sí, un mes "amarrado", un mes muy valioso para el desarrollo de su campaña, mientras sus oponentes más notables Román Alberto Cepeda (PRI) y Marcelo Torres (PAN) van "por la libre" haciendo "alegres" campañas y consiguiendo adeptos electorales.

Tendría una o mejor dicho varias preguntas ¿En qué momento a un "viejo lobo de mar" cómo Luis Fernando se le escapó ese señalamiento que hace el Instituto Electoral y que, al a postre, le costó (hasta el momento) la candidatura, realmente el INE de Lorenzo Córdova ha castigado a ciertos personajes "clave" para favorecer al "PRIAN" a lo largo del país (incluido el aspirante al gobierno de Guerrero Félix Salgado Macedonio), qué estrategia va a adoptar El Hoolligan para no desaparecer del escenario y seguir haciendo campaña (a escondidas) sin decir él y sin decir nosotros.

Primero lo vimos corriendo por las calles de Torreón en la intentona por posicionar su imagen, luego en los espectaculares (al menos se parece mucho a él) gritando en apoyo a los Guerreros de Santos Laguna y ahora con el ceño fruncido, la sonrisa apretada y los ojos fundidos en un rojo feroz contestando preguntas todavía como "Diputado Federal con licencia" y no como candidato.

Está confiado en que va a continuar con la lucha por obtener el nombramiento, a la par seguramente seguirá "tejiendo" su estrategia electoral con la gente y lo puede hacer, lo único que no puede hacer es asumirse como candidato y a partir de ello está imposibilitado para compartir una propuesta real de campaña.

Su personalidad juega un papel antagónico en esta historia, porque se trata de un hombre combativo, bélico y de firmes decisiones, por eso está enojado, por la impaciencia que estas características le generan.

En esta "pista de carreras" se privilegian dos virtudes:

La calma y la prudencia de emitir opiniones solo y cuando la ocasión lo amerite, quien se salga del "carril" está fuera de la competencia.

angel.carrillo@multimedios.com