Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Dígale que la estamos buscando

VERTEBRAL.

"Se está tomando un periodo personal”, dijo Juan Ávalos, uno de los voceros de la alcaldesa electa de Gómez Palacio, Marina Vitela (propuesto como futuro Secretario del Ayuntamiento) y la cara se me cayó hasta el piso.

Qué es un periodo personal, cómo asumimos ese término. La imagino en una hamaca en una paradisiaca playa con un coco en la mano, o con sus amigas en algún café o de compras en McAllen.

No hizo campaña, no quiso exponerse a los medios de comunicación, no acudió a ningún debate, es más, para que me entienda: No tengo el gusto de conocerla.

Si usted la ha visto por alguno de estos lugares, dígale que la estamos buscando y créame que no es para situaciones nimias, no le vamos a preguntar cómo amaneció, qué le parece el clima de la ciudad, qué desayunó, no.

Le vamos a cuestionar qué planes de desarrollo tiene para Gómez Palacio, quiénes integrarán su próximo equipo de trabajo, qué opina de la antipatía de la que se ha hecho acreedora por parte de priistas y ahora de correligionarios de su propio partido, qué opinión le merecen los rumores del desdén que presuntamente le hizo el Presidente López Obrador, su aparente acarreo para desacreditar al Gobernador José Rosas Aispuro, la antipatía que se ganó del ejecutivo estatal (porque finalmente los recursos que llegan de la federación, necesariamente deben pasar por las manos de Aispuro y los políticos tienen excelente memoria), qué opina del sistema Metrobús, porque unos dicen que sí lo quiere y la mayoría que no, qué hay de las componendas que supuestamente entabló con el voraz Sindicato de Transportistas (para empezar serían mis primeras preguntas).

Juan Ávalos ha sido el único que ha querido hablar del tema, ha sido el único que ha enfrentado los cuestionamientos de la prensa lagunera en torno a la misteriosa política de gobierno de Vitela.

Habla de que pase lo que pase a Gómez Palacio le debe ir bien con Marina al frete de los esfuerzos de los gomezpalatinos.

Lo dudo, me estresa un poco el tema de seguridad, no todo el mundo conoce el asunto, debemos tener mucho cuidado con las policías, el actuar de los elementos puede ser un factor decisivo para el ingreso o no del crimen organizado a la zona.

Me estresa que las decisiones de gobierno se tomen “a mano alzada” con acarreo y con dolo para sabotear un evento solemne como lo es la visita de un Presidente de México, estoy en contra (definitivamente) en que ello se convierta en un tianguis (y a modo, con los gobernadores ajenos al MoReNa).

Al menos Riquelme dijo “nel, conmigo ya no cuenten” y estoy de acuerdo. Eso es populismo y no gobierno democrático.

angel.carrillo@multimedios.com