A cuenta gotas Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

A cuenta gotas

Un Minuto de Reflexión.

Mientras que en nuestro México lindo y querido, las vacunas se siguen aplicando a cuenta gotas, todavía no terminan con los de 50 y más y los de 40 en adelante han empezado a recibir sus dosis, en otros países van tan adelantados que ya han vacunado hasta a niños de 12 años en adelante.

Primero se habló que en Estados Unidos se estaban vacunando a los menores, por lo que ahora en Francia ya se autorizó que sean inoculados los pequeños de 12 años, claro, utilizando una aguja más pequeña, misma que tiene la mitad de la que se utiliza en las personas adultas.

Saben en el país galo que los menores tienen los brazos más pequeños, que sus músculos todavía no están desarrollados, por lo que buscan es que las vacunas o mejor dicho las agujas, no lleguen a topar con el hueso, además que el tamaño es menos molesto para ellos.

En todo el país se vive todavía una incertidumbre, ya que las personas más productivas, las de 20 a 50 años de edad, no tienen para cuándo recibir la vacuna, pensando algunos de 20 o 30 años, que si bien les va, habrán de recibir sus dosis a fin de año.

En estos momentos, ya hay un mejor control a la hora de aplicar este medicamento anticovid-19, pero lo malo es que es muy lento, que un día hay vacunas y se terminan cuando las están aplicando, dejando a muchos de los que hicieron largas filas, de los que tuvieron que salirse de sus trabajos, para otro día.

En todo el territorio faltan muchos mexicanos por ser inoculados, mientras que el gobierno federal a través del canciller Marcelo Ebrard, en todo momento sale a decir que la compra de este medicamento se sigue realizando, que ya se han adquirido hasta el momento más de 50 millones.

Ojalá que las mismas se puedan aplicar con más celeridad, aprovechando que el mortal virus parece que ha dado una tregua, al bajar el número de contagios y decesos a nivel nacional.

Se dice que las naciones ricas en todo el mundo, sus gobiernos han ampliado sus programas de vacunación, en los cuales incluyen a las personas más jóvenes, mismas que son menos propensas que los mayores a enfermarse gravemente por el coronavirus.

Es triste ver que en otros países van más adelantados, pero en México, lo último que se pierde es la esperanza.

walter.juarez@milenio.com